miércoles, 22 de junio de 2016

Ruta del Cares y Puertos de Áliva en 4x4

El tercer día era único y exclusivo para realizar la afamada Ruta del Cares. Desfiladero que une Asturias con León por el paso de la "Garganta Divina". Camino labrado en la roca con historia, que desde los años 90 ha tomado un importante cariz turístico.

La docena de kilómetros lineales que separan Poncemos (Asturias) de Caín (León) obligan a los senderistas a optar por dos alternativas. Sumar el doble de kilómetros con una vuelta por los mismos pasos o contratar una de la decenas de empresas que te devuelven al lugar de inicio mediante interesantes trayectos en automóviles 4x4.
Mirador del Urriellu, Poo de Cabrales
Esta fue nuestra opción. Acertada ya que la previsión de lluvias nos presentaría chubascos en la segunda mitad de la jornada.

La empresa contratada fue Frontera Verde. En nuestro caso nos recogieron en el hotel para llevarnos a Poncebos e iniciar nuestra ruta sobre las 9:00 de la mañana. Previa parada en el mirador del Urriellu, en Poo de Cabrales.

A las 15:00 saldría el 4x4 destino Valdeón, y Puertos de Áliva. Una jornada para rodear todo el macizo central o de los Urrieles.

Powered by Wikiloc


La ruta del Cares desde Poncebos pica hacia arriba en sus primeros dos kilómetros hasta llegar a la Colladina. Unas casas, que se utilizaron durante la construcción de la obra hidráulica, a la izquierda del ascenso nos deja unas vistas como carta de presentación a lo que nos queda por delante.
Inicio desde Poncebos
Era el mismo día que la final de la Champions League y no quisimos perder la ocasión de mostrar orgullosos nuestros colores. Que a la postre fue motivo de ánimos y comentarios entre todos los senderistas.
Paseando nuestros colores
En la bajada desde la Colladina, los vientos frescos azotan nuestro cuerpos hasta tomar la altura que mantendremos hasta el final de la ruta.

Túneles, precipicios, pasarelas. Siempre con el canal de agua acompañando nuestros pasos. El río Cares decenas de metros bajo nuestros pies. El camino se abre paso de manera inequívoca.

Poco a poco las paredes que definen el desfiladero empiezan a estrechar el camino. La majestuosidad se hace cada vez más presente.
Camino retorcido
A mitad de camino, paramos en el canal de Culiembru que da acceso mediante el GR-202 de la Reconquista a los Lagos de Covadonga que visitamos ayer. Y que continúa por el camino que estamos dejando atrás.
Túneles y acantilados
Breve parada y a continuar. Ya más cerca del destino final que del de partida.

Una estructura junto a una gran cascada nos deja ver el vacío. Todo un guiño al Caminito del Rey.

La parte final es más vistosa. Los puentes de Bolín y de los Rebecos, cruzan las aguas. Éstas ahora más cercanas de nuestros pies. Una serie de galerías y un ruido ensordecedor nos indica que estamos llegando a nuestro destino.
Galerías
Dicen que es esta segunda mitad, la leonesa, más bonita que la primera. Ambas tienen su interés. Me es indiferente.

Corredores con dorsales por la ruta. Pero también por las laderas verticales. Balizas. ¿Esta gente está loca? No, están participando en el ultratrail "El Cainejo". Unos auténticos héroes.
Puente de los Rebecos
Ya en Caín, al resguardo de la lluvia que se inicia tenue. Unas cervezas frescas, un bocadillo de lomo y café para hacer tiempo a la recogida de los 4x4 de cara a la segunda parte de la jornada de hoy. Mientras, disfrutando del ambiente deportivo que imprime esta prueba de locos.

A las 15:00 parte la expedición hacia los municipios leoneses de Valdeón. Parada en el Chorco de los Lobos para conocer cómo cazaban a estos animales los oriundos de la zona.

Un poco más arriba el Mirador del Tombo que controla todo este valle leonés. Explicaciones interesantes por el conductor que implica prestar atención si quieres empaparte de las costumbres que de las gentes.
Collado de Valcao
Cordiñanes, Llanos, Posada, Prada y Sta. Marina. Todos ellos de Valdeón. En busca del puerto de Pandetrave donde una pista forestal nos asciende hasta el Collao de Valcavao, dando de nuevo acceso al Parque Natural. Increíbles las vistas que se ofrecen por esta vega de Valcavao. Prados primero, y robledales después; con visitas de animosas reses a nuestro paso.

Con vistas de Pido y Espinama, a lo lejos, entramos en una nueva comunidad, la tercera de hoy. Cantabria.
Vega de Valcao
En Fuente De, una leve parada antes de iniciar la segunda aprte de la ruta en 4x4. En Espinama. Unos pocos kilómetros de asfalto para iniciar el ascenso hasta los puertos de Áliva, previo paso por los invernales de Igüedri.

De nuevo recorriendo el camino histórico de la Reconquista. Y haciéndonos a la idea de los difícil que en aquellos tiempo tuvo que ser la retirada de las tropas por estas inhóspitas tierras.

Los invernales que son puerta a lo que estas montañas esconden en sus alturas. Un paisaje glaciar, presidido por la ermita de la Santuca de Aliva. Y vigilado por el Chalet Real. Donde el Refugio de Áliva nos indica el incio de la Llomba del Toro. Una impresionante morrena glaciar que divide estas tierras en dos.
Llomba del Toro
El camino sigue por la cresta de esta peculiar formación hasta abandonarla justo en el mismo momento que abandonamos Cantabria para volver a la comunidad inicial.

El río Duje vertebra este camino que tiene por primeros invernales los de Sotres por una pista que empeora por momentos antes de llegar de nuevo al asfalto. Ya en Sotres pueblo.
Santuca de Áliva
Un espectacular y recomendable viaje que nos lleva de nuevo hasta Poncebos. En nuestro caso hasta el mismo hotel con el objetivo de haber recorrido los dos pasos que dividen en tres macizos estas históricas montañas.

Tan solo quedaba disfrutar de un buen cachopo viendo como la final de la Champions se nos escapaba de la manera más cruel.
Única alegría de la noche...




No hay comentarios:

Publicar un comentario