domingo, 10 de julio de 2011

Etapa 9: Vilela(Ribadeo)-Baamonde

Penúltima etapa. Oscura en el tiempo, gris en el cielo. Pero muy bonita. Teníamos un gran ascenso de cotas por los frondosos bosques de eucalipto.

Tras desayunar lo que habiamos comprado en Ribadeo en el mismo suelo del albergue, nos pusimos a rodar con mucha humedad pero con paciencia y filosofía. Conversaciones alternadas sobre alumnos, profesores, educación y anécdotas de nuestras vidas nos hicieron dar con el primer alto tan temido sin darnos cuenta. Estábamos siguiendo las recomendaciones que la noche anterior nos había dado dos lugareños debido a las lluvias, sacándonos del recorrido original pero sin perder un ápice de belleza. Una apacible hora y media de subida hasta Villamartin Grande.






Iniciamos el descenso por caminos vecinales pasando aldeas con huertos, campos extensos de vaquerias y casas muy aisladas unas de otras. Salimos a la nacional que nos envía a Lourenzá en descenso y de nuevo subida por la carretera para volver a bajar hasta Mondoñedo; y aqui comienza el dilema.

Subir por la nacional con pendiente tendida de 9 km o faldear por el valle por una camino asfaltado con una salida fuerte de Mondonedo y luego altibajos para finalmente ascender en solo 2 km con una rampa durísima para salir a la nacional. Decidimos esta opción pues ya habíamos hecho algunos km de carretera.

Acertada opción en las vistas, no así en el aspecto físico. Que paz, que tranquilidad. Un ambiente místico rodeaba todo el valle, escondido del mundanal ruido. Pero se acaba el camino y hay q ascender volviendonos a la realidad. Tras la imponente subida volvemos a tomar la nacional que nos deja en Gontán y poco más adelante en Abadin donde comemos.

Hemos llegado a la Terra Cha, tierra plana. Tierra ondulada que me recuerda a Torrijos en su orografia, no asi en su vegetación. Caminos largos sin fin, ondulados. Una loma tras otra y asi infinitas veces hasta llegar a Villalba.

Paramos a tomamos un cafe y con las mismas, por el mismo terreno nos lanzamos hasta Baamonde, donde la bajada más larga y tendida del camino se hace presente. Una recta llana que pica levemente hacia abajo nos hace llegar al destino antes de lo previsto.

Son las 18:00 nos ubicamos en el bonito y espacioso albergue de Baamonde y nos da tiempo a ver la casa-museo de Victor Corral, escultor reconocido a nivel nacional. Comprar el desayuno para mañaana y tomar la mítica jarra de cerveza con limón.

Cenamos en la casa de Xoan Corral, hermano de Victor Corral, en un mesón peculiar con alma. Luz tenue y ambiente acogedor. El propio Xoan nos recibe y toma nota a la vez que nos recita alguna de sus numerosas poesias. Cena muy interesante la de hoy.

Tambien charlamos con los numerosos peregrinos q alli se ubican de diferentes regiones y nacionalidades. Hoy es un buen día para disfrutar del ambiente alberguista. Se nota que quedan menos de 100km (distancia mínima para conseguir la Compostela a pie) Pero el cansancio hace mella y mañana tenemos q madrugar para llegar a Santiago.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena primito y compañia que hoy llegais a Santiago!!
    hoy teneis la gran obligación de tomaros muchas cervezas con limón.
    ah! y ya tienes una seguidora mas de tu blog.
    muchos besotes

    ResponderEliminar
  2. Cervezas con limon?! Eso es para cuando hay q pedalear al dia siguiente... Jeje. Nos tomamos unos gintonic para adormecer los dolores jeje... A la salud de todos los que habeis seguido el blog... Q menudos ladrillos meto para leer jeje. Un besazo primita!!!

    ResponderEliminar