viernes, 8 de julio de 2011

Etapa 8: Cadaveo-Ribadeo

Uff que tiempo más caprichoso... Lluvia, sol, nublado y viento, mucho viento de cara... Todo el mismo día.

Hoy hemos descansado más y mejor. A las 9 sonaba el despertador y mientras que preparábamos todo nos ha llamado Miguel. ¡¡¡Habían salido antes y ya estaban en Cadaveo!!! Los invitamos a entrar en casa y esperan a que terminemos para seguir juntos. ¡Qué grandes personas!


Salimos lloviendo y tras pasar por húmedos y frescos bosques con cantidad de helechos, llegamos a la preciosa localidad de Luarca. Alli sellamos la credencial y salimos por una empinadisima calle con 4 vueltas de herradura que nos saca a caminos vecinales asfaltados en un altiplano verde con el mar de fondo, tónica de todo el viaje.



Aparece el viento que nos acompañara durante toda la jornada. La etapa era corta pero luchar contra este elemento quema y mucho. Paramos a comer en Navia unas lentejitas y un poco de carne, nos echamos la tipica siesta, hoy muy corta y salimos para Ribadeo. Mis ojos sufren con el aire, los tengo completamente rojos. Me aclaro bien y parece que se me pasa el picor.


Qué poco hemos disfrutado de este tramo. El viento machacaba psicológicamente las fuerzas y no nos permite disfrutar del camino. Hemos parado en dos ocasiones para descansar y cuando llegamos a Ribadeo el albergue esta completo. Nos lo comenta un cicloperegrino con el que coincidimos en Guernika.


Nos informan q en Vilella, 7km más adelante esta el siguiente albergue pero que no hay servicios. Asique compramos la cena y el desayuno; a cuestas lo llevamos para arriba. Solo hay un peregrino y al rato llega un peregrino en bici q ayer pasamos antes de llegar a Cadaveo. Charlamos sobre el camino y llegamos a la conclusión de que es el más duro de todos... Manana ya por tierras gallegas intentaremos subir a la Tierra Cha. Altiplano lucense, pero hasta entonces tenemos mucho que subir. ¡¡¡Un saludo a todos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario