lunes, 4 de julio de 2011

Etapa 4: Castro Urdiales-Santander

!!!Esto es otra cosa!!! Primer dia que no he usado plato pequeño. Rampas mas suaves y horizontes más bonitos. En el Pais Vasco solo veíamos paredes de árboles a los lados, aqui el paisaje se ondula y se extiende.


Hemos hecho la etapa completa con los peregrinos de Madrid y Logrono. Muy buena compania con Miguel, Ángel, Carlos y Jose. Saliamos de la preciosa población de Castro por una nueva rampa, mucho más suave que las de etapas anteriores. Por caminos asfaltados ondulados salimos a la nacional que nos regala unas vistas impresionantes de la desembocadura del rio " "


Una vez abajo iniciamos la subida más dura del día, pero que nada tiene que ver con las de jornadas anteriores. Bajamos  al valle de Liendres y volvemos a subir para darnos de frente con Laredo. Preciosa estampa en los miradores de todo el puntal. Descendemos a nivel del mar, antes nos hemos encantrado otros tres peregrinos en bici.


Ya en la playa sellamos en el punto de informacion turística y vamos por el paseo maritimo hasta el final donde paramos a a tomar una cocacola y Miguel aprovecha para darse un baño. Continuamos hasta el embarcadero donde el "gasolino" nos llevara hasta Santoña, al otro lado de la orilla.


Por Santoña ciclamos por sus calles principales que nos sacan hacia Somo, pero es tarde y no llegaremos a tiempo. Circulamos un tramo por una carretera regional y paramos a comer. Antes hemos circulado bordeando las marismas de Santoña.


A la salida de la comida (hoy me han matado al no dejarme dormir la siesta), retomamos el camino por caminos asfaltados y a veces divertidos senderos que nos llevan por paisajes espectaculares. Pasamos por Bareyo y descendemos hasta el valle de Güemes. De nuevo cruzamos la carretera comarcal y tomamos una variante propia, aconsejada por el hospitalero de Güemes para visitsar la espectacular playa de Langre.


Retomamos la senda hacia Somo por el carril bici y tomamos de nuevo el barco que nos llevará hasta el embarcadero de Santander. Ahi llamamos a la pensión y los riojanos optan por el albergue.


Vamos a darnos un baño, que esta lejísimos de la pensión y cuando llegamos el agua esta congelada. Al menos aguanto unos minutos para relajar las piernas. De vuelta, ducha y a cenar de menu que mañana tenemos que recuperar los kilómetros de esta corta etapa.

3 comentarios:

  1. Que envidia david.
    Mucho ánimo en lo que os queda
    Por cierto salieron de irun dos chicos de toledo el mismo día que vosotros. Uno es hijo de un compañero de curro

    ResponderEliminar
  2. Si? Pero en bici o andando? Nos hemos cruzado con muchos cicloperegrinos... Talvez fuese alguno de ellos. Muchas gracias por los animos tio! Sinceramente Alberto q poco cuesta unas palabras de animo y lo mucho q valen para nosotros!!! Ahora mismo te respondo desde San Vicente de la Barquera q hemos parado en un parque a la sombra porq aprieta mucho el calor. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Venga queda ya os queda menos.
    Los chavales que te comenté lo hacen en bici. Pero ya los habréis dejado muy atrás, querían hacer 70 kmts al día.
    Bueno, lo dicho, os mando muchos ánimos, que me da una envidia que pa qué.

    ResponderEliminar